Inicio
Taller Despertando el
Corazón Iluminado
Taller Flor de la Vida y
Geometría Sagrada
Taller de Energias Sexuales
Balance Electromagnetico EMF
Terapia de Respuesta Espiritual
REIKI (DR. USUI)
Curso de Milagros
Agua Diamantina
Artículos, reportes y comentarios de interés

Links

 

... continúa

El presente esta lleno de promesas y también de dificultades; actualmente y en el presente inmediato la humanidad tiene en sus manos el destino del mundo o -si puede expresarse así, con toda reverencia- la actividad inmediata de Cristo. La agonía de la guerra y la angustia de todo el género humano condujo a Cristo en 1945, a tomar una gran decisión, manifestada en dos declaraciones importantes. Anunció a la Jerarquía espiritual y a todos Sus servidores y discípulos en la Tierra, Su decisión de surgir nuevamente y establecer contacto físico con la humanidad, si llevaba a cabo las etapas iniciales para el establecimiento de rectas relaciones humanas; luego dio al mundo (para ser recitada por el hombre de la calle) una de las más antiguas plegarias conocidas, pero hasta ahora sólo se la ha permitido utilizar a los seres más excelsos. Se dice que Él Mismo la recitó por primera vez en 1945 durante la Luna llena de Junio, conocida como la Luna llena de Cristo, así como la Luna llena de mayo es la de Buda.

No fue fácil traducir estas frases antiguas (tan antiguas que no tienen fecha ni antecedente alguno) en palabras modernas, pero ello se ha hecho, y la Gran Invocación eventualmente será una plegaria mundial.
(volver al indice)

La Reaparición de Cristo

La maravillosa vida que vivió hace dos mil años, permanece todavía con nosotros y no ha perdido nada de su frescura, pues es inspiración, esperanza, estímulo y ejemplo eternos.

El amor que Él expresó todavía influencia el mundo cautivo del pensamiento, aunque relativamente pocos han intentado realmente demostrar la misma cualidad de Su amor, un amor que lleva infaliblemente al servicio mundial, al completo olvido de sí mismo y a una vida radiante y magnética.

Las palabras que Él pronunció fueron pocas y sencillas, y todos los hombres pueden comprenderlas, pero su significado en gran parte se ha perdido en las tortuosas legitimaciones y discusiones de San Pablo, y en las extensas disputas de los comentaristas teológicos, desde que Cristo vivió y nos dejó o lo hizo aparentemente.

No obstante, Cristo se halla hoy más cerca de la humanidad que en cualquier otro período de la historia humana; está más cerca de lo que sospecha el más anhelante y esperanzado discípulo, y puede estarlo aún más si lo escrito aquí es comprendido y llevado a la atención de todos los hombres, porque Cristo pertenece a la humanidad, al mundo de los hombres y no sólo a las iglesias y a las creencias religiosas de todo el mundo.

A Su alrededor -en ese Elevado Lugar de la Tierra donde Él tiene Su morada- se hallan reunidos hoy todos Sus grandes Discípulos, los Maestros de Sabiduría, y todos esos Liberados Hijos de Dios que en el transcurso de las épocas han pasado de la oscuridad a la Luz, de lo irreal a lo Real y de la muerte a la Inmortalidad. Están dispuestos a cumplir Su mandato y a obedecerlo como Maestro de Maestros e Instructor de Ángeles y hombres.

Los Exponentes y Representantes de todos los credos del mundo que están bajo Su guía, esperan que llegue el momento de revelar que no están solos aquellos que hoy luchan en el caos de los asuntos mundiales y tratan de resolver la crisis mundial.

Dios Trascendente está trabajando por medio del Cristo y de la Jerarquía espiritual para traer alivio; Dios Inmanente en todos los hombres esta a las puertas de ser Reconocido en forma estupenda.

Oportunidad singular de Cristo
Permaneciendo en Su Propio Lugar, en un punto central de Asia, alejado de las multitudes y del contacto de la humanidad, el Cristo bendecirá al mundo, en el preciso momento del plenilunio de junio.



Pagina 7 1 2 3 4 5 6 7 8 9